La costurera de sueños

La costurera de sueños

En esta ocasión os queremos traer la fábula que representa la nueva colección de De Fábula en la que podéis encontrar una varieded de turbantes diadema confeccionados con telas de diferentes colores ya que hemos querido introducir las telas y la costura como materiales y técnicas nuevas dentro de nuestro trabajo.

La costurera de sueños

Había una vez una costurera que pasaba las tardes tejiendo bonitos gorros de lana o preciosos manteles de ganchillo mientras escuchaba a sus amigos hablar de sus sueños. Tanto lo que habían soñado la noche anterior como los sueños que pretendían conseguir en un futuro. Así, en función de lo que le contaban, ella asignaba a sus amigos u otro color.

 

Cuando Arturo iba a su casa, ella preparaba una taza humeante de café y se juntaba con él en su jardín mientras sacaba el ovillo azul de su costurero. Lo mismo sucedía con su amiga Luna, para quien siempre escogía el color verde esperanza. Su amigo Ricardo en cambio, tenía el color rojo…

 

Se sentía muy  feliz tejiendo mientras escuchaba los sueños de los demás.

 

Un buen día se acercó a verla una amiga de su abuela Enriqueta y le dijo:

 

- Oye niña, ¿Cómo es que siempre estas cosiendo cosas para los demás?

- No sé... me parece muy bonito que mis amigos tengan un gorro o una bufanda hechos mientras hablaban de sus sueños.

- Eso me parece precioso y muy generoso de tu parte pero…. ¿Y tus sueños?

- ¿Mis sueños?

- Sí, ¿Cuándo dedicas tiempo a pensar en los tuyos?

- No lo sé.

- Te lo digo por experiencia, intenta siempre tener claros cuáles son tus sueños antes de ayudar al de los demás porque si no te quedarás sin ellos.

 

Cuando la amiga de su abuela se fue,  se quedó pensativa…Esta tarde no invitaría a nadie y se decidiría a coser un gorro para ella misma. Primero se puso a pensar… ¿Cuáles son mis sueños? Como eso le pareció muy complicado y su mente se quedaba en blanco decidió empezar por escoger un color pero se dio cuenta de que ya no le quedaban más colores porque todos habían sido asignados a sus amigos.

 

¡Ya sé! Haré mi gorro de multitud de colores en recuerdo de todos aquellos que me aportaron tantos.

Moraleja: a veces lo más gratificante reside en ver la felicidad en la gente que nos rodea y llevarse de cada uno lo mejor para nuestro enriquecimiento personal.

La analogía que hemos encontrado en esta fábula reside en que nos hemos identificado con la costurera cuando hemos trabajado por ofrecer diferentes y variados complementos para nuestro público, siempre intentando empatizar y encontrar aquellos colores, materiales y formas que se  ajusten a la vida y gustos de nuestros clientes.

Además, nuestro sueño en De Fábula es el de dar con los complementos perfectos para cada ocasión y haceros brillar de manera especial. Es gratificante cuando tras nuestro trabajo, encontráis en el catálogo de productos aquello que buscabais.

Comentarios

Deja un comentario